Marta Turmo
Natalia Arroyo

TRES AÑOS DE FÚTBOL FEMENINO EN CORNELLÀ

Llego a un campo histórico donde de primeras ya me encuentro dos claras referencias al fútbol masculino. Por una parte, estamos justo al lado de Cornellà-El Prat, donde juega el primer equipo masculino del Espanyol. ¡Qué injusto que el femenino no pueda jugar en este fantástico estadio! Y por otra parte, encuentro el orgullo de este equipo –el Cornellà– en un póster enorme del día en el que se enfrentaron al Real Madrid en la Copa del Rey. Un día que no olvidarán. ¡Increíble que un equipo tan grande como el Madrid nunca haya dejado espacio para que las chicas jueguen a fútbol! Hablar del Cornellà es hablar, como asegura el coordinador del fútbol femenino y entrenador del primer equipo femenino del club, Toni Pascual, de uno de los cinco mejores equipos de fútbol base masculino de Catalunya. Era necesario este paso adelante: dar espacio a las chicas. En el momento de hacerlo, además, decidieron mirar al femenino como un equipo de fútbol más. Algo lógico pero poco habitual. Pascual asegura que “es la primera vez en mucho tiempo que, en un club tan grande, al femenino lo consideran un equipo más”, y explica que todos tienen “el mismo uso del fisio, las mismas horas y la mismo disponibilidad de vestuario, material y psicóloga”. También puntualiza que en ambos casos “todos los entrenadores son titulados”. Es decir, cero discriminaciones.

TEMPORADA 2017-18

Esta es la tercera temporada que el Cornellà cuenta con un equipo femenino. Pascual entró a mitad del primer año con el objetivo de “crear un fútbol base femenino, desde las más pequeñas hasta las más grandes”. Y se pasó de los dos equipos que había el primer año, a conseguir que hubiera un Alevín-Benjamín, un Infantil-Alevín, un Cadete-Juvenil i un primer equipo la temporada pasada. “Este año hemos doblado estas categorías”, confirma Pascual. La temporada pasada fue “un año complicado”, según explica Pascual: el Alevín-Benjamín comenzó en Primera División i bajó. Sin embargo, el coordinador cree firmemente que hicieron una segunda vuelta “espectacular”: “a pesar de perder la categoría, vi en las jugadoras una evolución en todos los aspectos”.
Por su parte, las infantiles quedaron segundas detrás “de un gran club” como es el Europa: “hicimos una grandísima temporada, casi todas nuestras jugadoras eran de primer año y competimos durante todo el año de tú a tú con el Europa, pero ellas se llevaron la liga; hay que felicitarlas”. Y en cuanto al Cadete-Juvenil, Pascual considera que “era posiblemente la categoría más complicada”, porqué había muchas jugadoras que sólo llevaban uno o dos años jugando: “en la primera vuelta quedamos cuartas o quintas por abajo, pero si sólo sumamos los puntos de la segunda vuelta, hubiésemos quedado terceras; hubo una grandísima evolución”.

BUSCAMOS ASCENSOS
Al inicio de esta tercera temporada, Toni Pascual destacaba que los entrenadores habían hecho “un fantástico trabajo y por eso la gran mayoría se mantienen en el club”. Pero también aseguraba que el objetivo para esta temporada era “dar eses paso más para competir en las mejores categorías: hablando claro, buscamos ascensos”. Sin embargo, con esto no pretende presionar a nadie. Es consciente que los proyectos fructifican a base de “constancia y trabajo” y que “no salen de un año para otro”: “cuando sigues la línea marcada, a veces te encuentras el premio de golpe y a veces no lo encuentras. ¿Que no aparecen los ascensos? No debemos preocuparnos ni ponernos nerviosos; estamos en el buen camino”. [...]