Soraya Ortega
CE Sant Jordi
El secretario del CFS Eixample, Cinto Garcia, que además es entrenador del primer equipo femenino y del Juvenil de División de Honor masculino, explica la problemática con el campo. “Nos llamamos Eixample y no entrenamos en la Eixample, porque no hay instalaciones deportivas, y este es el gran problema que tenemos como club”, asegura. En el barrio sólo hay dos instalaciones, una es en la estació del nord y la otra es la Aiguajoc, pero puntualiza que “les interesa más tener ligas de abonados que poner un club deportivo de fútbol”.

Estamos hablando del único equipo femenino de la ciudad de Barcelona que se encuentra a una categoría nacional, y el único equipo de la Segunda División Nacional que no tiene instalaciones. Ahora mismo llevamos tres años jugando principalmente en la Barceloneta, pero la prioridad es para la gente y las entidades del distrito y, “como que el Ayuntamiento no lo tiene presente”, siempre tienen que ir buscando otras instalaciones. “Si me preguntas donde entrenaremos la próxima semana, no te lo sabría decir”, añade Garcia. “Ahora mismo estamos en el barrio de Sarrià haciendo los partidos, entrenamos en el barrio de Sants y en el barrio de la Barceloneta, y no estamos haciendo nada en el barrio del Eixample”.

PLATA NO ES UN SUEÑO, PLATA ES REAL


A pesar de no tener pista, estamos hablando de un equipo de la Segunda División Nacional del fútbol sala femenino. El año pasado fue el de su estreno en Plata, una categoría con “mucho más nivel que División de Honor”, tal como dice Anna Jornet, capitana del equipo, que explica que encararon la nueva categoría “con un poco de miedo”, teniendo en cuenta que las jugadoras casi no habían pisado esta categoría, pero al fin acabaron quintas y obtuvieron “muy buenos resultados”.
Aún así, la capitana asegura que perdieron“ contra algunos equipos de la parte baja”, pero lucharon “ contra los equipos de arriba”. [...]